sábado, 24 de septiembre de 2016

تو دوست هستی
Eres Cómo

Cómo eres quiero yo, tu palabra y tal vez el verde
brillante de mis amores, el verde
desesperado de mis pasiones.
Eres como una pasión cegadora
o yo soy un ciego apasionado
por los tonos de su ceguera.
Eres como la madera dulce del palo de luz,
el avellano, el torso materno donde quiero
amar la desnudez de nuestras lágrimas,
y la vestimenta interior de nuestro armario
repleto de perfumes afrodisíacos.
Eres así como imagina la poesía
cuando amo sus colores instantáneos.

Sigues reinando en mi memoria vacía.
Cuando no estrecho lazos
de colores para ahorcar el tiempo,
estrecho tu presencia recordada.
Peras al vino para la fiesta, es necesario,
redoblar las flautas del amor con higos
cuya miel bebamos como culpa madura.
Recuerdo tu recuerdo, lo que contigo
he soñado, me estremece la libación
de tantísimo licor. Es necesario ser
sonido violento o estrofa plegada
para impactar con mi desesperación
en el reducto de su fortaleza
corporal como un castillo con corona.
Los Caballeros Blancos (http://www.filmaffinity.com/es/film973779.html)

Sobre las falsos ideales morales de occidente: Los pensamientos de compasión, las ideas de solidaridad...deben haberse intensificado y establecido gracias a la energía o libido proveniente de deseos incestuosos reprimidos. La película muestra muy bien cómo pueden convivir en el mismo sujeto los más altos sentimientos morales con las más bajas acciones en la realidad.

Encuentro en una conferencia de Grupo Cero:
En «El malestar en la cultura» Freud plantea que el sujeto en los primeros años de su vida desarrolla angustia frente a la agresión de la autoridad externa, teme perder el amor y la protección y la consecuencia es que se instala la renuncia pulsional para conservar el amor. Será en la declinación del Edipo que Freud planteará que interiorizada la autoridad se instaurará el superyó por lo que la angustia se presentará ahora frente a ese lugar, angustia frente a la conciencia moral, que es equivalente al sentimiento de culpa, Lacan llega a decir que la culpa es una variedad tópica de la angustia y que ambas se encuentran de forma consciente o inconsciente tras todos los síntomas.
Va a ser en el segundo tiempo, cuando se instaura el superyó que surge la necesidad de castigo, en tanto el superyó está en relación con el Ello y por lo tanto tiene acceso a los deseos prohibidos del sujeto, por eso que pensar mal o el actuar no son diferentes para la moral En esto está en el decir de Freud la desventaja económica de la conciencia moral. No alcanza la renuncia a la satisfacción pulsional pues esto no anula el deseo inconsciente, que persiste indestructible. De aquí, decíamos las paradojas de la moral en tanto cuanto más santo sea un individuo mayores exigencias y sacrificios le reclama el superyó.
(http://www.grupocero.org/EscuelaPsicoanalisis/conferencias/laberintos/conferencia18.htm)

La película muestra cómo lo que en occidente son ideales de altruismo, solidaridad, voluntariedad para con los niños más desfavorecidos del tercer mundo, etc. no son en la realidad más que sentimientos de propiedad, caprichos de las familias, tentativas de tapar síntomas o problemas sexuales mediante la apariencia tranquilizadora de estar salvando niños... -cuando, según muestra la película, lo que están haciendo en realidad es robar esos niños a sus seres queridos.
Desde el punto de vista psíquico es muy complejo. Repasé el texto de Freud de "delincuentes por sentimiento de culpabilidad", porque esta ONG fue condenada por la justicia del país donde actuaba (Chad). Me parece que en la película no se muestran demasiado los sentimientos o las personalidades de los voluntarios implicados. No pude apreciar qué frases son las que mueven a los voluntarios, qué pensamientos... Parecería muy posible que el mismo sentimiento de culpabilidad lleve a esos sujetos a delirar estar salvando niños huérfanos y a cometer el crimen de robarlos.

Estos ideales de solidaridad, compasión, altruismo exacerbado, etc. reciben su intensidad de un sentimiento de culpa por haber deseado matar al padre y acostarse con la madre, se hubiese visto mejor si los personajes soñasen, tuviesen fallidos, síntomas... Algo de esto se ve en la película, sin embargo, la mayor parte del guión aparece el dinero; si bien no como motivador directo del delito, no como energía causante de la trama de la película, si que podría decirse que es prácticamente el único móvil que el film reconoce en los personajes. Eso hace sentir un ligero error de planteamiento, porque el dinero no tiene tanta fuerza en ningún sujeto como para provocar un crimen, un delito. No aparecen las relaciones amorosas reprimidas entre los voluntarios y voluntarias de la ONG, los egos o amores propios, los sentimientos de culpabilidad...
Lo bueno de la película es que muestra la ironía de cómo unos que se creen a sí mismos salvadores de los niños, héroes solidarios... eran en realidad ladrones de niños. Algo así debió de ser la historia real. La película tan sólo relata los hechos de los que aproximadamente se ha tenido noticia...es decir, que le falta un poco de poesía, un poco más de creación. La objetividad al relatar un hecho pasado no existe.